VANDALOS Y BIZANTINOS

Europa a finales del siglo V. Los Vándalos ocupaban el norte de Abrica, Baleares Córcega y Cerdeña



LA DOMINACION VÁNDALA


Al inicio del sigo V, el poder romano sufrió una progresiva desarticulación en el Mediterráneo occidental. Entro de este nuevo contexto, las guerras civiles entre facciones diferentes del poder romano cogen fuerza y los generales romanos, juntamente con aliados de uno u otro pueblo germánico. lucharan por el poder. Uno de estos grupos humanos serán los vándalos, pueblo originario de las costas del mar Báltico. 
En el año 429 cruzan el estrecho de Gibraltar y conquistan el norte de Africa donde fundan un reino nuevo y establecen la capital en Cartago. La ocupación vándala de las Isla Baleares no se produjo hasta el 455, en tiempos del rey Genseric. Las islas Baleares eran un punto estratégico para el comercio cerealista que era controlado en buena parte por los vándalos.

Guerreros vándalos desembarcando en el norte de África siglo V. A la izquierda guerrero vándalo con cota de malla, a la derecha guerrero alano con cota lamelar, al fondo la flota vándala. “Autor Angus McBride

La ocupación germánica se realizó con contingentes humanos muy reducidos, por esto sus vestigios son mínimos. Ni la sociedad, ni la cultura sufrieron grandes transformaciones. De hecho, las relaciones comerciales con Hispania y con Oriente no se rompieron. En esa época los vándalos ya estaban profundamente romanizados y, por tanto, las diferencias culturales eran muy limitadas.
En la segunda mitad del siglo V y el inicio del VI, se produjo una reactivación de la economía y el comercio. Por tanto, la conquista germánica de las baleares realmente no significa una caída de la economía, sino que incluso la favorece.
En el ámbito religioso, es posible que se construyeran o reconstruyeran algunas de las basílicas paleocristianas de Mallora y Menorca. Los vándalos eran cristianos pero arrianos.
Se habitan los mismo lugares, aldeas, pueblos y ciudades. Las iglesias no sólo siguen con su culto, sino que se construyen nuevas. De hecho, el único elementos arqueológico innovador es la presencia de alguna moneda del Reino Vándalo.

El castillo de Alaró fue una fortaleza importante en época bizantina. Grabado del s. XIX de Les Illes Balears del archiduque Lluís Salvador
EL PERIODO BIZANTINO (534-902/903)

En el año 533, el Imperio Romano de Oriente, regido por Justiniano, inicia la restauración del antiguo Imperio Romano (renovatio imperii). El reino vándalo despareció después de las derrotas del 533 cuando cayeron Hiponia y Cartago, la capital. En el año 534 se incorporaron las Islas Balear al Impero de Constantinopla.
El cristianismo continua siendo la religión predominante hasta el siglo X y se mantienen vigentes muchas de las estructuras económicas y sociales heredadas del mundo romano. Durante el siglo VI, algunas basílicas incorporan mosaicos que demuestran influencias culturales orientales y africanas.
La caída de Cartago a manos de los musulmanes deja las Islas Baleares todavía más aisladas del Imperio Bizantino. En el año 707 se produce la primera incursión armada contra las Islas Baleares procedente del Norte de Africa, durante los años siguientes seguirán las incursiones y los saqueos de forma sistemática aunque persiste la dominación bizantina.
En el año 848 todavía había un poder político cristiano organizado, probablemente de carácter bizantino. En el año 869 los piratas normandos atacaron las Islas Baleares, a partir de esta época, es difícil precisar la dependencia de las islas de Bizancio.
Por lo que respecta a la sociedad, seguramente no hay mucha diferencia con la estructura social típica del Bajo Imperio y de la posterior dominación vándala. Es decir, unos honestiores muy ricos y poderosos y una masa de humiliores pobres y ligados a sus señores con un sistema de colonato, bien instituido por los bizantinos.
En el ámbito religioso, el cristianismo sigue con su pujanza y se consolida como la religión más fuerte delante del antiguo paganismo y el judaismo. Las iglesias continúan en funcionamiento durante toda esta época.

Maxima expansión del Imperio Bizantino, año 565. Durante el reinado de Justiniano