Sa Penya Esbarrada

Vista general del yacimiento. Obsérvese la estructura rectangular de la edificación

Término municipal: Sant Antoni de Portmany. Fincas o caminos cercanos: Camí de Corona. Acceso: Muy fácil, se deja el vehículo en un pinar al lado de la carretera y cerca de un restaurante, el yacimiento lo encontraremos a unos cincuenta metros. Tipo de yacimiento: Construcción de habitación de origen islámico. Interés: Uno de los pocos vestigios islámicos que podemos encontrar en Ibiza. Proyección: sólo cabe una correcta conservación periódica y parece que se esta en ello

El yacimiento costero de Sa Penya Esbarrada se encuentra situado en el Pla de Corona, en el interior de una franja boscosa, junto a un acantilado que constituye Sa Penya Esbarrada, a 200 m sobre el nivel del mar, justo frente a las islas conocidas como Islas Margalides. Desde este punto hay una excelente visibilidad de la costa, desde el cabo de Albarca y la punta de Ses Torres en el Cap Negret y el Cabo Nunón.

A muy pocos metros del yacimiento se pueden obtener unas vistas impresionantes.

El yacimiento fue descubierto en 1.976 y al poco tiempo se realizó una excavación que puso al descubierto los restos de una construcción de planta rectangular hecha de bloques de piedra caliza, más o menos grandes, trabados con tierra y piedras pequeñas e interiormente compartimentado. La citada planta rectangular tendría un patio alargado y estancias a ambos lados. También hay varias dependencias auxiliares, que estuvieron destinadas a almacenes y corrales, en total ocupa, aproximadamente, 1.500 metros cuadrados. Esta estructura está dispuesta longitudinalmente y paralelamente a la línea de costa.

El yacimiento esta rodeado un majestuoso pinar

Los restos, protegidos por una verja instalada en 2.006, se trataría de una casa de campo musulmana que al menos permaneció habitada hasta el siglo XII. Tras la conquista cristiana de 1.235, la vivienda no volvió a ser ocupada.

A unos 200 m hacia el norte, justo al filo del acantilado, los desprendimientos dejaron al descubierto una estructura que se interpretó como un aljibe excavado en la roca llegando a conservar el relleno en su interior.

Se descubrió en el yacimiento una moneda y algunos fragmentos de cerámica púnica, estructuras y restos materiales que corresponden a la época islámica.

Vista del acantilado y de las Islas Margalidas, muy cerca del yacimiento de Sa Penya Esbarrada






.