Lauda sepulcral de Balèria. Mosaico paleocristiano

Lauda Sepulcral de Balèria. Depositado y expuesto en el Museo de Historia de Manacor

La lauda sepulcral de Balèria es la obra artística más destacada de la antigüedad tardía balear . Fue encontrada al pie de la basílica de Son Peretó. Los rasgos paleográficos y el estilo del mosaico permiten fechar esta lauda en torno al sigo V d.C.

Como en su lauda no se especifica, se ha interpretado de muchas maneras quien pudo ser esta mujer. Se ha planteado, por ejemplo, que fue quien financió la construcción de la iglesia, o que fuese, incluso, una mártir. Lo que esta bien claro es que fue una personalidad muy importante dentro de la comunidad de Son Peretó.

La inscripción es de controvertida interpretación. La lauda sepulcral de Balèria es la obra artística más destacada de la antigüedad tardía balear

Como hemos dicho, se hallaba a los pies de la nave lateral del Evangelio, constituyendo un panel de 2,67 x 1,28 que no sólo cubría la tumba de la citada, sino también la de un niño de quien quizás fuera madre. En él, rodeado de una cenefa a base de círculos y rombos unidos como en una cadena o rosario, se observan tres cuadrados: en el superior hay una cruz bizantina en el centro de tres circunferencias concéntricas decoradas que forman un disco floral, un triángulo en cada una de las esquinas superiores y una paloma en escorzo picando la circunferencia más exterior en cada una de las inferiores. En el del centro a continuación de una pequeña palma roja, quizás, como han supuesto algunos, símbolo de martirio, la inscripción:


BAλERIA
FIDELIS IN
PACE VIXIT
ANNIS λX TRS
DE HAC VITA
S D II KAλ OCTO

El texto se ha transcrito de varias maneras, como por ejemplo:

“Baleria, fiel, (descansa) en paz. Vivió veintiseis años. Salió de esta vida el dia II de las calendas de octubre”

“Balèria ha vivido, en la fe de Cristo, en paz, durante 60 años, Ha dejado esta vida dos días antes de las calendas de octubre”

Un tema controvertido es la edad de Balèria en el momento de su muerte, ya que la inscripción presenta una abreviatura numeral bastante controvertida. Defendiéndose las siguientes posibilidades XXVI (26), LX (60), LXX (70) o LXXIII (73)

Los artistas que hicieron los mosaicos de Son Peretó habían recibido, entre otras, influencias del Mediterráneo Oriental y llegaron a Mallorca pasando por el norte de África.

Ubicación del mosaico de Balèria respecto de la posición del altar en la basílica de Son Peretó

La inscripción da noticia del momento de la muerte de Balèria. Se debe al hecho que, para los cristianos de la época, ese era el día más importante todos, ya que comenzaba el viaje del alma. De esta manera, figurando la fecha de la muerte en la sepultura, los vivos podían continuar recordado ese momento tan significativo celebrando la memoria del difunto.

La epigrafía funeraria encontrada en Son Peretó, estaba escrita en latín, lengua que, en una modalidad simplificada, era mayoritariamente hablada en toda la cuenca Mediterránea occidental.

La lauda sepulcral de Baléria esta depositada y expuesta en la sala de antigüedad tardía del Museo de Historia de Manacor.