Son Catlar. Poblado

El reciento de Taula de Son Catlar. Podemos observar, en el centro, la taula con la pilastra partida.

Una vez que se ha rodeado el perímetro de Son Catlar, accedemos por el sur al interior del conjunto. Podremos contemplar cuatro talayots, dos viviendas y el santuario de taula que se encuentra en el centro del recinto.

Al entrar en el recinto, en el lado derecho, enseguida se vislumbra los restos de un círculo postalayótico, del que sólo se identifica el patio interior. Detrás se observan los restos del talayot norte del que solo se ven dos hiladas de piedras pero en el centro conserva una pequeña habitación cubierta por el sistema de aproximación de hiladas, cerrado por una gran losa.

En esta imagen podemos ver las pilastras que formarían parte del patio central de un círculo. Los círculos son las casas, y se construyeron al final de la cultura talayótica.

Adosado al norte del talayot, veremos un montón de tierra. Proviene de la excavación de una sala hispóstila muy degradada que hay detrás.

Siguiendo el camino se llega a un claro en el que se encuentra el recito de taula, el más grande que se conoce y probablemente su taula también fuera una de las más grandes. Quizás, debido a sus dimensiones, fuera la razón por la que este recinto presenta dos entradas, ambas en la cara sur. La pilastra central de la taula esta rota y no conserva ningún resto del capitel.

El talayot noroeste disponía de una cámara en la parte superior, hoy derrumbada, y tiene muros alrededor que podrían corresponder a casas talayóticas de las que desconocemos su distribución o forma. Se sabe que tenía un corredor de acceso en la planta baja que actualmente no se observa.

Al salir del recinto de taula y a unos setenta metros nos encontraremos el talayot noroeste. Este tiene una cámara derrumbada y a su alrededor se pueden ver una serie de muros que se le adosan radialmente.

Deja un comentario