Poblado de Sa Torreta de Tramuntana

El recinto de taula visto desde lo alto del talayot. Las vistas son espectaculares

Término municipal: Maó. Fincas o caminos cercanos: Camino de Sa Boval. Acceso: Las visitas se deben realizar los jueves de todo el año de 9 a 13 horas. Gratuito. Tipo de yacimiento: Poblado talayótico. Interés: El dominio visual y el entorno paisajístico son impresionantes. Proyección: Quedan restos de círculos por excavar.

El poblado de Sa Torreta de Tramuntana se encuentra en un lugar elevado del norte de Menorca, dominando la costa y su entorno. Las características geológicas de esta parte de la isla propiciaban la formación de humedales durante las épocas más lluviosas del año. Esta circunstancia, a la cual se añaden el persistente embate del viento y la elevada salinidad a la que se encuentra sometido dicho paraje, no favoreció el desarrollo de la agricultura ni de la ganadería hasta época moderna. Por lo tanto, el emplazamiento de Sa Torreta de Tramuntana lo convierte en el poblado de referencia del norte de Menorca.

El Recinto de Taula

Ubicado en un paisaje natural magnífico. Se conservan el talayot, de tipo escalonado, el recinto de la taula y los restos de distintas viviendas.

En comparación con otros, el recinto de taula tiene unas dimensiones pequeñas. La taula permanece intacta, algunas pilastras en pie y parte de la fachada en buenas condiciones. A diferencia de Trepucó, aquí el suelo del edificio es la roca madre, sin enlosado. Fue excavado hacia el año 1931 por Margaret Murray, que documentó los elementos característicos del ritual que se celebraba en estos recintos en el periodo postalayótico (650 – 123 a. C.): hoguera, restos óseos de corderos y cabritos de corta edad, y ánforas para vino. Lo más destacable entre los hallazgos es la cara de una figurilla femenina de barro que se encontró al pie de la taula

Restos de un círculo postalayótico al suroeste del recinto de taula

Justo detrás del recinto de taula se levantó el talayot, de planta ovalada, en la cima de la parte más elevada del poblado, con lo que goza de un dominio visual del territorio de carácter excepcional. En la cima se intuyen los restos de lo que fue una habitación que permanece sin excavar.

Restos de un círculo postalayótico en muy mal estado, en el camino hacia el recinto de taula

Al suroeste del recinto de taula podemos ver los restos de dos círculos postalayóticos. El más cercano aún conserva las divisiones internas, a pesar del derrumbe de las pilastras. Delante tiene un patio exterior adosado, y a la izquierda otro círculo con los espacios enmascarados por la vegetación y los derrumbes.